Identifica la fatiga del conductor

La fatiga del conductor es un problema grave que afecta la conducción segura y causa miles de accidentes al año.La somnolencia reduce el tiempo de reacción, la vigilancia, el estado de alerta y la concentración. Asimismo, la velocidad a la que se procesa la información y la calidad de la toma de decisiones también se reducen por la somnolencia.

Si bien no podemos conocer la cantidad exacta de accidentes causados por fatiga, su rol llega a ser bastante significativo en los accidentes de tráfico graves y fatales. Debido a que un conductor que se ha quedado dormido no puede frenar o desviarse para evitar o reducir el impacto, los accidentes por fatiga tienden a ser impactos de alta velocidad con mayor probabilidad de causar la muerte o lesiones graves.

Los conductores son conscientes de cuándo se sienten somnolientos, por lo que es decisión propia si se continúa conduciendo o se detiene para descansar. Persistir en la conducción en estas condiciones puede darse por subestimar los riesgos o por ignorarlos. Para ayudarte a reconocer mejor situaciones en las que podrías estar afectado por la fatiga al conducir, ten en cuenta las siguientes situaciones:

  • Al finalizar largas horas de trabajo.
  • Durante viajes largos en autopistas monótonas.
  • Después de dormir menos de lo normal.
  • Tras beber alcohol.
  • Tras comer.
  • Después de tomar medicación que ocasione somnoliencia.
  • Entre las 2 y 6 am, así como entre las 2 y 4 pm.